jueves, 14 de junio de 2012

Examen de la Cavidad Bucal


Examen de la Cavidad Bucal

El examen de la cavidad bucal comienza con la inspección de los labios, encías, dientes, elementos de la cavidad bucal, conducto de stenon (que es por donde drena la glándula parótida  a nivel del segundo molar) y surco alvéolo lingual.



Inspección

Se observan primero los labios, encías y dientes. Se indica al paciente que haga muecas y exponga dientes y parte anterior de las encías. Luego pueden separarse los labios de los dientes mediante un depresor de lengua. Al mismo tiempo se puede observar la mucosa de los labios, hay que notar la presencia de mal oclusión, falta de dientes o higiene dental defectuosa.

Se pide al paciente que habrá bien la boca: el examinador debe observar cuidadosamente la mucosa bucal. Es esencial para ello utilizar un depresor de lengua. Obsérvese la abertura del conducto de stenon en la mucosa bucal; aparece como un hoyuelo minúsculo un poco por debajo del nivel del segundo molar superior, visible separando la mejilla, se procede a observar los alveolos a este nivel.

El paciente coloca la punta de la lengua contra el techo de la boca para exponer el suelo de la misma. Se observa fácilmente los conductos de wharton, aberturas de las glándulas submaxilares, a cada lado del frenillo de la lengua, puede verse salir saliva, sobre todo si el suelo de la boca se seca con una torunda de algodón. Para ver los paladares blando y duro y la úvula lo mejor es que el paciente incline ligeramente la cabeza hacia atrás, cualquier anomalía resulta manifiesta.

Ahora se indica al paciente que saque la lengua y se examina con cuidado su superficie. Hay que observar cuidadosamente las pupilas circunvaladas de la superficie dorsal y lateral; su hipertrofia es común y permite simular una neoplasia. El triangulo retro molar, o sea la zona del borde alveolar a nivel del polo inferior de la amígdala, por detrás del tercer molar, es asiento frecuente de cáncer.

Palpación

Debe efectuarse simétricamente en pacientes de más de 50 anos, especialmente en varones, dada la frecuencia de cáncer bucal. Es absolutamente esencial la presencia de síntomas procedentes de la cavidad bucal, se observa cualquier lesión o si hay ganglio cervical infartado.

El dedo que palpa ha de protegerse mediante un dedal de goma o un guante. La suela de la boca se palpa con las dos manos, al igual que la zona submaxilar. La mucosa bucal se explora entre el índice y el pulgar, la lengua se percibe manteniéndola fuera de la boca con una mano que la agarra por la punta y mediante una compresa de gasa, palpando con el pulgar y el índice. Como la palpación de la base la lengua, amígdalas, hipo faringe y región del seno piriforme produce reflejo nauseoso.



Lesiones de la Cavidad Bucal
 Más Frecuentes

Ránula: es una tumefacción quística  generada por la obstrucción de la glándula salival, localizada en el suelo de la boca, de aspecto tenso, de color azulado, indoloro.



 Épulis: Pequeño tumor benigno, rojo violáceo, desarrollado a nivel del reborde alveolar de las encías a expensas del hueso o de las partes blandas. Puede adoptar el tipo inflamatorio, vascular o fibroso, contener meiloplaxas y osificarse secundariamente.

Lesiones Benignas:

Avitaminosis: Es la falta o deficiencia de vitaminas que el organismo requiere normalmente.

Tratamiento Prolongado de Antibióticos.

Alteraciones de los Dientes.

Tuberculosis.

Lengua Geográfica. Es una lesión que aparece en la superficie dorsal de la lengua y ocasionalmente puede afectar su borde. Presenta una o varias zonas irregulares de descamación (manchas perladas), las cuales muestran un borde blanco con una anchura de 1 a 2 milímetros, dentro del cual existe una superficie depapilada de color rojo vivo, redondeada al comienzo y que permanece corto tiempo en su lugar. Después sana y aparece en otra área de la lengua. Es decir, da la idea de que emigran, lo que justifica la denominación de glositis migratoria benigna.

Lengua Saburral: Está caracterizada por el acumulo excesivo de células de descamación, restos alimentarios, microorganismos, etc. Se caracteriza por una lengua cuyo dorso está aumentado de tamaño, es blanquecino, más evidente por la mañana y sobretodo en pacientes febriles y en enfermedades generales.

Herpes Labial. Esta lesión aguda, aparece en forma de una placa dolorosa elevada de color rojo redondeada, con costras, nivel de la mucosa del labio su breve duración y la ausencia de ulceración e induración le caracterizan como herpes labial común.

Gingivitis: Es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes.


Lesiones Malignas:

Leucoplasia: Aparecen al principio en forma de placas blanquecina translucida que reviste la mucosa de lengua o carrillo, pero puede cubrir toda la mucosa intrabucal. 

Cáncer de la Lengua: Es el tumor maligno más frecuente de la cavidad Bucal, aparece en la base de la lengua o a lo largo de los bordes superficie e inferior, y suele extenderse al suelo de la boca. Sus características macroscópicas: son las de una ulcera necrótica induradas, las metástasis son frecuentes y precoces, los ganglios submaxilares y submentonianos suelen ser los primeros afectados en las lesiones de los dos tercios anteriores de la lengua, los cervicales profundos se infartan en el cáncer del tercio posterior de la lengua.

Cáncer de Labios: Se observa en varones después de los 50 anos. Aparece como interrupción superficial de la mucosa a nivel de la unión mucocutanea, o como excrecencia verrugosa. Puede tener aspecto fungoso, pero generalmente se funden como ulceras indurada, indolora. Las metástasis son tardías. Las lesiones situadas en el centro del labio suelen invadir los ganglios submentonianos; las situadas en los lados se difunden primero a los ganglios submaxilares. El labio inferior es afectado con mucha mayor frecuencia que el superior causado por la irritación que produce el cigarrillo.

Chancros: La sífilis primaria produce en el labio un nódulo que parece botón, de consistencia firme e indolora. Si se ulcera, puede simular el cáncer. Casi siempre están afectados los ganglios linfáticos cervicales superficiales o submentoniano.

Dientes de Hutchinson: Son manifestación de sífilis congénita; en la actualidad constituyen verdadera rareza. Están afectados los incisivos superiores centrales; la base de cada diente es ancha, y la superficie de mordedura es estrecha y dentada.


Lesiones de Orofaringe:

Amigdalitis Aguda: El principio es brusco con fiebre y dolor de garganta, las amígdalas están hinchadas y enrojecidas. La superficie suele estar cubierta de manchas blancas formadas por el exudado que salen de las criptas amigdalinas.

Amigdalitis Crónica: Esta puede adoptar formas diversas, a veces hay hipertrofia de las amígdalas palatinas acompañada de hipertrofia de las amígdalas faríngea (adenoides) que produce obstrucción nasal  parcial y disminuye le audición.

Abscesos Peri amigdalinosen el absceso peri amigdalino agudo, el paciente tiene dificultad para abrir la boca. La zona amigdalar esta intensamente edematosa e hinchada. La amígdala afectada se desplaza hacia el lado opuesto.
Absceso Retro Faríngeo: El paciente suele ser un niño. La lesión aparece como protrusión de la pared faríngea posterior. Debe palparse cualquier proceso inflamatorio sospechoso de esta zona manteniendo el paciente en posición de trendelenburg.


Glándula Parótida

Está localizada delante y debajo del oído externo, detrás del maxilar inferior. El nervio facial la atraviesa pero no la inerva. Desemboca en el conducto de stenon frente al segundo molar superior.

La inflamación de la glándula se llama parotiditis y el medio diagnostico se llama sialografía, que es donde se dibuja la glándula para valorar si el conducto de la glándula está tapado.

Tumores de la Glándula Parótida:

Benignos: se caracterizan porque hay aumento de tamaño, no es sensible, es duro, crecimiento lento,   poco móvil.

Malignos: se caracterizan por ser fijos, de dureza pétrea, invaden el nervio y provocan parálisis facial, adenopatías, tratamiento rápido y  el tratamiento es quirúrgico.

Parotiditis: por inspección, la glándula hipertrofiada constituye  una masa difusa por delante del oído, que se extiende hacia abajo y atrás hasta el ángulo del maxilar. El conducto stenon aparece edematoso y enrojecido cuando se separa la mucosa bucal mediante un depresor.

La gandula inflamada puede delimitarse fácilmente por palpación también puede percibirse la posición distal del conducto stenon introduciendo el dedo en la boca y palpando la mejilla entre el índice y pulgar por encima del orificio del conducto. El diagnostico diferencial entre adenitis pre auricular, adenitis cervical y parotiditis puede resultar difícil.

Tumores pleomorfos (combinados) de la parótidala glándula suele estar crecida difusamente, dura, no sensible y ligeramente movible. Un tumor pleomorfo de la glándula parótida suele crecer lentamente, pero muchos alcanzan un tamaño considerable. Aunque es raro que haya metástasis distante o se comprometa el nervio facial, la lesión debe considerarse como maligna. Es común observar recurrencias después de una extirpación incorrecta  y que sea progresivamente invasora, causando gran sufrimiento. El tumor no debe pelearse  quirúrgicamente, sino extirparse en bloque por escisión total del lóbulo superficial de la glándula.

La lesión puede confundirse con un quiste dermoide si en fase precoz está afectada la parte superficial de la glándula.

Tumor de warthin: (Cistadenoma papilar linfomatoso): El tumor de warthin es una lesión benigna de la parótida. Es de crecimiento lento, rara vez llega a ser mayor de 1 a 2 cm, y suele poder moverse libremente. Las áreas quísticas pueden adherirse a la piel, puede curar por escisión local amplia y no requiere parotidectomia superficial.

Cáncer de la Parótida: A veces no puede distinguirse de un tumor mixto, pero la fijeza y la dureza pétrea indican carcinoma. La parálisis del séptimo par (facial) constituye excelente signo diagnostico, ya que se observa en el cáncer y es rara en los tumores pleomorfo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada